Skip navigation

Category Archives: Nazionanismo por “lei”

Se va terminando la legislatura en Galicia y el BNG quieren apurar  sus barrabasadas antes de que los gallegos tengan la oportunidad de barrer a los nazis y sus socios del gobierno -eso si el PP se decide de una vez a hacer algo, y no a jugar al “hablando se entiende la gente”- así que ya no se corta un pelo.

Ya no le llega con intentar promover una “lei” que recorte la libertad de los médicos y del personal sanitario, ahora quiere impedir el acceso a una sanidad eficaz a todo el que no hable gallego. Según informa La Razón y otros medios, el BNG ha propuesto que las recetas de los medicamentos sean traducidas SÓLO AL GALLEGO. Y no se cortan al afirmar que es una medida, “para forzar a que los facultativos aprendan gallego”. SIn importarles que los prospectos y recetas son de utilidad no sólo para los médicos -que tampoco tienen que pasar bajo el rodillo nazi, claro- también para el ciudadano de a pie. El objetivo final de esta “lei”, y del que son conscientes los del bloque, es que los que no hablan gallego en Galicia -o no lean la neolengua estúpida creada por ellos para los medicamentos- no tengan acceso a una salud de calidad y segura. En definitiva, hacer difícil la vida a los españoles que no se someten a sus delirios.

Pero bueno, la industria ya le ha contestado a fuherecinho quintana: No es rentable ni seguro hacer eso. Los medicamentos tienen que distribuirse en un formato accesible a toda España, de manera que si existe superavit en los stocks de alguna región se puedan exportar y suplr las necesidades de la población. La industria no pasará por el aro,  y sus argumentos son tan rotundos y lógicos que la mascarada racial de BNG se desmorona sola.

Anuncios

Mis alumnos ya han pasado por el trance de selectividad, espero que con buen resultado. A falta de unos dias para conocer sus notas, que espero que sean buenas en la materia que he tenido el placer de impartir, e podido leer el nuevo y aberrante decreto de educación que regirá la enseñanza el año que viene. Y el horizonte no podia pintar peor.

Como ya he comentado en este blog, durante los últimos años me he tenido que enfrentar en mi clase con la propaganda nazi-onanista que se vomitaba desde la asignatura de “Lingua Galega e literatura” por una sucesión de integristas políticos que empleaban sus clases como púlpitos para difundir su versión alterada y sectaria de la historia y la realidad gallega. Conceptos tan ridículos como la “opresión del castellano ciontra el gallego”, los mal llamados “Séculos escuros”, la inventada “Doma e Castración del Reino (sic) de Galicia” por los Reyes Católicos, la “persecución del gallego con Franco” ( afirmación más facilmente refutable aun por su cercania en el tiempo) y otros muchos disparates que sustentan la mitologia nazi. Por suerte somos muchos los docentes concienciados que al ver como los profesores de gallego invadian las competencias de la asignatura, como todo “buen” imperialismo fascista intenta, de Historia les hemos aportado a nuestros alumnos una visión objetiva y no politizada que desdramatiza la óptica histérica de esos talibantes. Por desgracia ellos han contado con las llamadas “Equipas de normalización lingüística”, lo que nos pone en la mira de esos inquisidores sancionados por la Xunta.

Y ahora llega el decreto del gallego, que hoy ha sido publicado en el DOGA (Diario Oficial de Galicia). Este decreto, que sanciona de forma definitiva el fin de la enseñanza en nuestra lengua común. En su artículo 9 afirma:

“Artigo 9º.-Materias impartidas en lingua galega.
1. No bacharelato impartiranse en galego as materias comúns seguintes: filosofía e cidadanía e ciencias para o mundo contemporáneo en primeiro curso; historia da filosofía e historia de España en segundo curso. Así mesmo, impartiranse en galego as materias de modalidade que figuran como obrigatorias no artigo 7º.6.

2. Ademais das materias establecidas na epígrafe anterior, o claustro do profesorado dos centros educativos completará o número de materias que garanta que o alumnado recibe, polo menos, o cincuenta por cento da docencia en galego, como establece o artigo 10 do Decreto 124/2007, do 28 de xuño, polo que se regula o uso e promoción do galego no sistema educativo, e que figurará no proxecto lingüístico do centro.”

Así TODAS las materias propias de modalidad, las filosofias y mi propia asignatura tendrán que ser impartidas en gallego. Lo que deja para la lengua universal de cervantes asignaturas tan “transmisoras de lengua” como educación física. Y por si fuera poco, fijan como obligatoria la apologia política en las clases, con afirmaciones como esta, en el título preliminar de la asignatura:

O bloque A literatura está pensado para o tratamento desta en dúas dimensións: unha máis centrada no coñecemento da historia da literatura galega e outra que xira ao redor do coñecemento, análise e valoración de obras significativas. Así pois, atenderase non só a que o alumnado teña un coñecemento das principais etapas, autoras e autores, xéneros e obras da nosa historia da literatura, senón tamén a mellorar o seu coñecemento dos textos literarios a través da lectura e comentario. Non se debe perder de vista, polo tanto, a concepción do texto literario como un modelo de texto formalizado cunhas características moi definidas que contribúe, ademais, polo seu status especial, non só á reflexión sobre o uso estético da lingua no seu aspecto creativo, senón á creación dun imaxinario colectivo que nos define como pobo.

Convirtiendo en “lei” la ideologia nazi-onanista que identifica lengua-pueblo-nación de manera totalitaria.

La implantación del ideario nazi se hace más patente cuando se dice que entre los objetivos de la materia están:

6. Planificar, realizar e corrixir as propias producións de xeito que a persoa usuaria da lingua sexa axente social no seu ámbito, contribuíndo a consolidar as distintas funcións sociais da lingua (de identidade, familiar, laboral, local, institucional, cultural e internacional).

7. Coñecer a realidade multilingüe do mundo, de Europa e do estado español valorando positivamente a riqueza que representa e fomentar o desenvolvemento da competencia pluricultural e, en especial, o da plurilingüe.

Considerando así que los alumnos que lleguen razonadamente a la conclusión de que la llamada “variedad lingüística” es una piedra en el camino de la lógica y la eficacia comunicativa  no han alcanzado los “objetivos” y tienen que suspender. Sólo el pensamiento  progresista y nacionalista es válido en la nueva escuela nazi patrocinada por ZP. Pero no acaba la cosa, se demuestra una vez más que la intención de la asignatura no es otra que crear militantes nacionalistas a favor de la “normalización” (falsificación) del gallego:

-Valoración da nosa lingua como elemento de identidade colectiva e consideración positiva do esforzo e o compromiso individual a prol da normalización lingüística.

No nos puede sorprender estos artículos de la “lei”, que no hacen más que fijar lo que llevan haciendo los nacionalistas disfrazados de profesores durante años, con el beneplácido de los gobiernos del PSOE y el PP. No nos puede sorprender que en el curriculum de la asignatura de castellano no se haga referencia a ninguna de esas actitudes sociológicas y militantes.  No nos puede sorprender que quieran convertir la escuela en campos de adoctrinamiento en su ideologia totalitaria. Pero a ellos tampoco les podrá sorprender que los profesores, los padres y los propios alumnos luchemos para defender una enseñanza libre, constitucional, no adoctrinadora, en castellano y para todos.

Historias como la que siguen se repiten cada dia en toda Galicia. He elegido esta que un valiente ha dejado en un comentario en este blog (que últimamente tengo muy olvidado, perdonad) para ilustrar el insano ambiente de persecución lingüística que vivimos:

Soy profesor de una asignatura de ciencias en un instituto de la provincia de Lugo y, esta tarde, precisamente hemos estado en una reunión de la ccp (comisión de coordinación pedagógica) del centro en la que se trató el tema prácticamente único de todas las reuniones de este año: la obligación de utilizar el gallego.
Yo estoy harto y no puedo ya más. La presión a la que se nos somete para impedirnos nuestro derecho constitucional de hablar en castellano está sobrepasando todo lo imaginable. Un compañero de mi departamento está a pocos dias o semanas de ser sometido a un expediente por este tema.
Nunca he votado al pp, me siento de izquierdas y español y siempre había votado a iu (muchos votos desperdiciados) o al psoe. De hecho el primero que empezó introduciendo obligaciones sobre el gallego fue el propio pp de galicia en tiempos de fraga, imagino que para arrancar votos de nacionalistas de derechas pero no se.
Desde luego en estos momentos la situación es, repito, insostenible para mi y creo que la única solución que me queda para poder vivir con tranquilidad es convertirme en un exiliado linguistico pidiendo el traslado a cualquier comunidad en la que pueda hablar tranquilamente en español todo el tiempo que quiera.
En fin, al menos he tenido este pequeño escape de contar cual es la realidad aquí y ahora.
Saludos y suerte

Os preguntareis cuál ha sido la última ocurrencia del nazio-socialismo gallego. Que nueva tonteria identitaria y separatista han parido las cabezas iluminada sque los gallegos NO han votado como gobernantes. ¡Pues que las etiquetas de los vinos gallegos sean en gallego! ¡Cómo no se les habia ocurrido antes!

¿Qué tienen en común las fiestas populares, en las que todos tendrán que cantar por obligación canciones del reportorio patriótico diseñado por la Xunta, y las misas teledirigidas desde San Caetano para que contengan las adecuadas soflamas nacionalistas? ¡Pues el vino claro! Si los gallegos se tendrán que divertir y cantar lo que el Bigoberniño quiere y rezar como y lo que el Bigoberniño quiere es lógico pensar que tendrán que beber lo que Fürher Quin desee.

En la linea de intervencionismo stalinista que caracteriza a los nazi-onanistas de todo pelaje, con la complicidad de los social-nihilistas dirigidos por el clon de ZP en Galicia, ha llegado la hora de meter mano en el mercado del vino mediante la única herramienta que han sabido inventar para “justificar” su delirio secesionista. El gallego de laboratorio es la escusa con la que los nazis gallegos reparten millones, en este caso en un sector tan estratégico como el vitícola, para desestabilizar el mercado y la sana competición empresarial. Ya no importa que se cree riqueza o que las añadas sean buenas, lo que importa es que la etiqueta sea en gallego. No importa que tu vino sea meo de gato, si la etiqueta está e gallego partirás con ventaja – en Galicia – frente a quien ha escogido la opción más lógica de etiquetar en una lengua que les permite comerciar en toda España.

Por suerte las leyes del mercado son universales, y los empresarios eclipsados con las promesas de oro y vírgenes de los fundamentalistas celtístas etnocéntricos se toparán de narices contra la competitividad. Claro que entonces la Xunta se sacará de la manga una nueva “lei” que multe fuertemente a quien no haga lo que ahora es voluntario. Si no me creen repasen la noticia de la Voz, y verán como alguno de los empresarios seguidistas del delirio de la Xunta afirma que el uso del gallego “más que una opción, es una exigencia”.

Por mi parte la opción es clara: Dejar de consumir vino de las marcas que etiqueten en gallego. No como muestra de rechazo a esa lengua, que también es la mia, si no como medida de lucha contra el intervencionismo xunteiro en asuntos que no les competen. Porque el gobierno regional no es quien para decir en que lengua tengo que hablar yo, aprender mis hijos, rotural los empresarios o etiquetar sus producto. Que aparten sus garras ensangrentadas de lugares donde las personas y el mercado son las únicas soberanas.

BOICOT A LOS VINOS QUE APOYAN EL INTERVENCIONISMO NACIONALISTA

En breve incluiré una lista de las marcas.

 

Estos dos se han dispuesto convertir Galicia en un desierto cultural, social y económico. Un nazionanista y un socialista de la mano, firmando las “leis” que permitan perseguir a todos los que no piensen como ellos. Leo en Contando Estrelas como Touriño y Quintana están dispuestos a alcanzar las cotas de de nazismo lingüístico que tienen que sufrir los ciudadanos españoles en Cataluña y el Pais Vasco. Lo de multar por rotural en español (nuestra única léngua común y universal) ya no les parece suficiente, ahora los que quieran realizar labores comerciales en Galicia (en su “Galiza”) tendran que escribir en gallego.

Ya no les llega con que la gente que esté pensando en venir a vivir a Galicia se lo piense dos veces antes de tomar esa decisión, prefiriendo en muchas ocaciones  otros lugares para ahorrarse el problema lingüístico. Les da lo mismo que esa situación se repita en el turismo y en la segunda vivienda. Se alegran seguramente de que mucha gente se esté planteando escolarizar a sus hijos en otras regiones para que tengan acceso a una enseñanza en su lengua (conozco de primera mano varios casos) y de que profesiones en diferentes campos prefieran trabajar en otros lugares para no tener que pasar por el aro del gallego obligatorio. Eso ya es poco para ellos, ahora toca destrir el tejido empresarial y económico de Galicia, poner problemas lingüístico para que empresas de toda España (y de toda Europa) creen riqueza en  donde ellos solo quieren ver lengua y obedientes siervos del nazionanismo. Cualquier empresario sensato preferirá radicar su empresa en Asturias o León, donde no tendrá el problema creado por los nazis, y los pobres que no tenga capacidad para llevar su negocio a lugares con más libertad veran como la Xunta hunde trabajo a base de multas. Esa es la Galicia que NO hemos votado los gallegos.

De verdad, no me canso de repetir que ha llegado el momento de la acción ciudadana unida a la acción política. Es hora de reclamar a nuestros representantes que actuen, que denuncien, que pongan esta campaña nazionanista de destrucción del estado y de la unión entre todos los españoles encima de la mesa.

El gobierno nazioanista-socialista  se alia con una Iglesia totalmente descentrada y vuelve a utilizar la “lei” para obligar a hablar (y a pensar) lo que ellos quieren.

La jerarquia eclesiastica en Galicia se mete en el barrizal sangriento del nazionanismo para emular a lo peor de la Iglesia en las Vascongadas. dentro de poco veremos a algún obispo gallego justificando la violencia y el ajusticiamiento de “españoles” y dando su vendición. La Conferencia Episcopal Española, ahora con un gallego al frente, tendria que incluir de una vez una crítica y sanción clara a sus miembros resosanbles de tamaña insensatez.

Por otra parte la nueva “lei” para obligar a que las canciones de las orquestas sean en gallego (Sí, no están alucinando, la lei es esa) es outra muestra más de la alucinación nazi gallega  para controlar el pensamiento de la población, para controlar sus vida. Se legisla sobre todos los aspectos de al vida para recortar a pasos agigantados  la libertad, y para alcanzar al secesionismo vasco y catalán en la carrera hacia la desmembración del estado más viejo de Europa. Se crea una “lei” para que la Administración  tenga que hablar sólo una de las lenguas oficiales, se crea otra para cambiar el nombre a los sitios, otra para obligar a los niños a estudiar una sola de las lenguas, otra para que sólo la “cultura” escrita en gallegos sea protegida por la Junta, otra para condicionar a atención médica al facto lingüístico y por último… otra para decidir que música tienen que escuchar los galleguiños. ¿Cuánto tardaremos en tener un “estatutiño” como el que presenta el compañero Elentir?

En Radicales Libres realizan una acertada denuncia de la estrategia “normalizadora” de un lusismo sin presencia en nuestro pais como es el topónimo “Galiza”. Los mismos que durante años han acosado al ex-alcalde de La Coruña por el uso del nombre de esa ciudad en español, gritando que el único legal es la versión gallega “A Coruña”, son los que emplean nuestros impuestos para pagar campañas y medios para utilizar el término “Galiza”, que no es la forma oficial del nombre de la región gallega.

No es más que una muestra de la enajenación mental de los nazi-onanismos y su odio por todo lo que es común a los pueblos unidos -concepto que les resulta insultante-. Como en las dos lenguas oficiales en la región gallega el término “Galicia” es homógrafo tienen que recurrir a la forma portuguesa para justificar su “diferencia”. En este caso cuenta con la ayuda de un periódico gallego que se ha vendido, como en la película, por un puñado de dólares y de favores administrativos.

Si existe un campo en donde se sufra más el creciente poder -nunca ganado con los votos-  del nazi-onanismo en Galicia es en la docencia. Todas las escuelas e insititutos de la comunidad sufren una pequeña dictadura impuesta por la ley que pervierte el orden  y la normalidad de los centros de enseñanza: “As equipas de normalización lingüística”. El colegio donde trabajo no es diferente.  Todos los centros tenemos que sufrir al profesor nacionalista de turno que patalea y protesta para que se asigne dinero, tiempo lectivo y espacio de trabajo a la “normalización lingüística” y que si se le da mancha ancha no tarda en instaurar un eficaz tribunal de la inquisición lingüística y una potente red de informadores. Hoy quiero contararos la escena que viví este miércoles:

Terminada la segunda clase de la mañana me dirigia hacia el aula de profesores a tomar un café, antes de llegar me interpela el jovencísimo profesor de gallego desde la puerta de su nuevo despacho -El dice que es el aula de “normalización lingüística”, pero dado que él es el único miembro de su equipo disfruta de un espacio privado más grande que todo el aula de profesores- haciendome un gesto para que me acerque. La conversación que sigue es un atropellado monólogo en el que el “profesor”  afirma, en un paupérrimo gallego de laboratorio que provocaria la segura vergüenza ajena en cualquier paisano de la tierra, que está muy disgustado por lo que le han contado “algunos alumnos” sobre mi “boicot” a los contenidos de la asignatura de gallego.  Afirmó que yo era como “los que niegan el Holocausto judio”… Aun con nerviosismo, y cuando observa que algunos alumnos pasan por el pasillo, alza la voz  y me dice mirandome a la cara con sus ojos de fanático que esto piensa llevar el tema a la junta escolar. Ni me molesto en responder a sus acusaciones y no le dejo más tiempo para seguir con su numerito teatral -delante de cada vez más alumnos- y me marcho a tomar mi café. La siguiente media hora la pasamos la mitad de los profesores confesándonos mutuamente las amenazas que todos hemos recivido de ese dictador lingüístico lleno de poder gracias a la Xunta. Lo más común son sus enfados infantiles porque no damos las clases en gallego, o porque no “implantamos dinámicas de ensino en galego”, es decir, no obligamos a los chicos a hablar esa lengua en clase, como hace él. Y estoy seguro que ese ambiente insano se repite en todas las escuelas de Galicia, gracias al PSOE y sus aliados nazio-nanistas.

P.D.: ¿Os preguntais cual fue mi herejia? Pues responder a las preguntas de algunos de mis alumnos sobre algunas “nociones de historia” vomitadas por ese individuo en su púlpito diario de nacionalismo escolar obligatorio. Dia sí y dia también insiste en las mentiras nacionalistas contrarias a todo estudio de la Historia serio,  hablando de la llamada “Doma y Castración”. Episodio favorito del secesionista dictatorial lingüístico para justificar sus tropelias en la época moderna. Claro que yo no comulgo con ruedas de molino, y no pretendo que mis alumnos salgan con la cabeza llena de tonterias que no coinciden para nada con la historia real, así que les ofrezco la versión académica y aceptada de ese episodio histórico (Para saber más, aquí) lo cual molesta mucho al “delegado del partido” en el colegio.

 
 

Magníficos y certeros los comentarios a las “recomendaciones” que la señora Marisol López Martínez ha hecho llegar en forma de carta a los centros educativos. Anexo a ella nos ha llegado a todos los profesores un nuevo tomo finamente editado, pagado con nuestros impuestos y lleno de los mismos “argumentos” a favor de la desnormalización lingüística (Esto és “normalizar” lo que no es normal: La imposición de una lengua sobre la voluntad de sus hablantes, la ingenieria lingüística dirigida desde la Xunta, la quema de millones y millones en libros, guias,cuadernos, programas… para mantener artificialmente una lengua…), la nueva biblia de los equipos de inquisición nacionalista en los centros titulado “A planificación lingüística nos centros educativos”. Un verdadero pestiño de nivel superior rematado con la misiva amenazante de la delegada, solicitando la colaboración de nosotros los profesores para defender la “lengua amenazada”.

No se preocupe Doña Marisol (PSOE, a todo esto), hace mucho tiempo que lucho en mi centro educativo para que el español siga siendo la lengua de enseñanza de los más perseguidos.

Los colectivos en defensa de la LIBERTAD LINGÜÍSTICA llevan meses intentando avisar de que el decreto “del gallego”, que rompio la paz  con la que durante décadas se habia tratado en Galicia el tema de las lenguas,  sólo es el principio de la ofensiva de los nazionanistas contra el español. Fijar un mínimo de la mitad de las asignaturas en gallego (que se puede superar pero no reducir) es la herramienta perfecta para el genocidio silencioso de la cultura española en Galicia y la implantación de una concepción naci del mundo.  Los aberchaliños de Quintana no se contentarán con un ya demencial 50% (sin importar la voluntad de los padres o la importancia vital del español en la vida moderna y la esfera internacional) y ya EXIGEN A LOS COLEGIOS QUE AUMENTEN LAS CLASES EN GALLEGO POR ENCIMA DEL 50%.

Y si no lo hacen seran unos malos gallegos, y la Xunta se ocupará de castigarlos.  ¿Y Touriño y ZP? De vacaciones, o insultando a las familias, como Pepe Blanco.